MI VIDA SIN MI

Cuando me pidieron escribir un artículo, aparte de ser algo nuevo para mí, pensé en cómo se podía titular. Tuve que hacer un repaso a los 33 años antes de mi renacer al mundo para acercarme a un título que pudiera expresar un poco lo que fueron esos años y acabe eligiendo el de una de mis películas favoritas: “Mi Vida Sin Mí”.

Siempre he sido yo misma pero nadie me veía como yo era y por eso no vivía mi propia vida, estaba atrapada en un mundo que no sentía propio pero del que, sin embargo, no quería escapar por miedo a salir de esos círculos de “normalidad” donde, sino estas, te lo hacen pagar.

Lo pague, vaya si lo pague, en la escuela era maltratada porque era más débil que el resto y no sabía imponerme y entonces me refugie en algo que realmente salvo mi vida: EL DEPORTE. Otras personas se dan a la bebida y/o las drogas y yo me di al futbol y la bici.

Llegaban los fines de semana y me iba con mis amigos a meter goles y a hacer kilómetros por el Valle de Guriezo, un lugar casi mágico entre montañas donde mi infancia recobraba su sentido entre pedales y balones.

Mientras, en Portugalete, el que siempre ha sido mi hogar y donde tengo mi alma y mi corazón, una niña de 10 años, cuya cabeza peleaba contra su cuerpo, trataba de hacerse un hueco en el equipo de su colegio. Recuerdo muy bien que llegue a llorar un día porque pasaban los minutos de un partido y nunca tenia oportunidad de jugar, mis compañeros se reían de mí, pero yo estaba dejando de hacer lo que me gustaba porque un entrenador había decidido que, entre niños de 10 años, yo no tenía hueco.Ese día lo decidió en el campo, pero poco después lo decidió fuera de él, se acercó a mí y me dijo que podía seguir entrenando con el equipo pero que no iba a jugar más partidos. Esa decisión me dolió, me arranco muchas esperanzas de cuajo y decidí volver a lo mío, a los parques y a las plazas con otros chicos y chicas, decidí volver a pedalear y no dejar nunca ese balón que era tan importante para mí. Crecí con “Campeones” y con aquella frase que, aun hoy, no me quito de la cabeza porque en mi vida tuvo y siempre tendrá significado: “El balón es tu mejor amigo”.

Pasaron los años y mi vida seguía, como la canción de Sabina, “Como siguen las cosas que no tienen mucho sentido” entre guerras contra mi cuerpo, a los 14 años, decidí volver a intentarlo y, junto con mi gran amigo Ibon, volví a jugar en el equipo del instituto. El primer año fue más duro, llegamos cuando ya había empezado la liga a un equipo repleto de amigos del entrenador y no jugábamos mucho, pero jugábamos, empecé a disfrutar de aquello que se llamaba competición y que no conocía desde antes ya que no me habían dado la oportunidad.

Al año siguiente, lo volvimos a intentar, esta vez con equipo nuevo y con ilusiones renovadas. Logre vestir, por primera vez mi número 15, y logre marcar mi primer gol en una competición, jugaba con gente que conocía de toda la vida y con dos entrenadores que me enseñaron muchísimo, tenía minutos y recupere aquella ilusión por volver a jugar competiciones que tenía con 10 años, por desgracia, termino Bachiller y la universidad empezó, los equipos federados no querían saber nada de mi así que volví al parque, a esperar mi nueva oportunidad.

Pasaron años, tantos como 5, y empecé a jugar con mis amigos en una liga de Portugalete llamada Liga Popular. Una competición donde se hace del futbol sala callejero una competiciónr para todas y todos, ahí estuve 11 años de mi vida, compartí con grandes amigos esos  años  de mi  vida  y,  de  repente,  gracias  a mi  amigo  Gorka  pude  llegar  a  la Juve (Juventud Universitaria  de Sestao)  “B”,  ahí  necesitaban  una portera  y  yo,  que  no  había  jugado desde Alevines  en  ese  puesto, decidí  que  había  llegado  el momento  de  dar  el  paso,  de jugar federada en  un  equipo  de fútbol Sala,  masculino,  eso  sí,  pero  es que mi  cabeza  aún  no  estaba preparada para  asumir  lo  que  daría sentido  a  mi  vida. 

En  Sestao,  en  la  Juve  “B”,  estuve un  año  y  entonces  decidí  jugar  en el  club  que,  el 09/05/2011, habíamos  fundado  en  Portugalete un  grupo  de  amig@s  y  yo, era  la temporada  2013/2014 y nació  el  CD Iraultzaileak-2011 masculino,  ahí seguí  ese  periplo  por  el futbol sala federado  y  ahí estaría  mis  últimos dos  años  en  un  equipo  de  chicos. 

Llego  la  temporada pasada,  yo tenía  34  años y  ya era  yo,  mi  vida recobraba sentido  por minutos  y mis  ilusiones  crecían  cada vez más,  decidí  que ya  no  jugaría  más donde no  me correspondía,  jugaría donde  tenía  que  hacerlo,  así  que, en  Mayo  BetiGol  Zornotza,  me  dio esa oportunidad,  para  aquel entonces  no  estaban  formadas como  club  pero  empezábamos  a entrenar  para  preparar  la temporada  del  año  que viene,  ahí compartía  equipo  con  Iraide,  otra chica  transexual  que pronto  jugará también  como  yo,  y  con  muchas otras,  en  Marzo  de  este año,  vi que  nuestros  rumbos  eran distintos  y  que seguir  ahí  no  tenía sentido  ya  que los pensamientos míos  y los  del club,  eran totalmente distintos.   

También  jugaba  con  el  equipo  de Gehitu  Kirolak  en Donostia. Cada miércoles  me desplazaba 200 kilómetros  para  cumplir  mi  sueño de competir  como  la  mujer  que soy,  ahí  pude  lograrlo  de forma  no oficial  y  disfrute  de momentos espectaculares  con  un  equipo  que merecería muchísimas  líneas. 

Llego  un  día  en  el  que pude entrenar  con  el  CD  Sasikoa Femenino,  equipo  repleto  de buena gente  para  el  que solo  tengo buenas  palabras,  un  mes  y  medio genial  junto  a  estas  7  chicas  que me  hacían  sentir  que  no  era  nadie con  un  balón  en  los  pies  después de  verlas jugar,  un verdadero equipo  campeón,  dentro  y fuera  de la  cancha. 

Entonces  me  canse,  me canse de esperar  a  que  me  dijeran que podía jugar, me  canse de no poder disfrutar  del  deporte que  más  me gustaba  así  que  decidí  tratar  de conseguir  mi  DNI rápidamente  ya que,  el  Leioa  Maia,  me  daba  la oportunidad  de  lograr  mi  sueño, el sueño  de aquella  niña  que  daba patadas  a  un  balón  entre hierba  y árboles  y  el  sueño  de  una  mujer que solo  había  encontrado preguntas  y  obstáculos  hasta  ese momento. 

Por  muchos  años  que viva, los nombres  de  Rubén,  Oskar, Aitor, Laura,  Saioa,  Iran,  Maita,  Mary, Tania,  Tama,  Olatz,  Amaia y  Belén nunca los voy  a olvidar,  como tampoco  el  del  Leioa  Maia,  ahí conseguí  jugar,  marcar  mi primer gol  federada  y  ser  feliz   en  el futbol  sala. Juegue  donde juegue  y este  donde este,  siempre  llevare ese  club  y  esos  nombres  grabados.

El  deporte  para  mí  ha  sido  mi válvula, mi  vía  de  salir  de  una vida que  no  era  la  mía,  que  vivía sin esperanzas  de poder  cambiarla pero  que  yo  misma  quería  aceptar como  parte de  una “normalidad” impuesta  por  mí  y  por  la sociedad.  

Con  un  balón,  encontré  mi  sitio  y gracias a darle patadas  aguante muchas  cosas,  muchos pensamientos  y  muchos golpes. 

Ninguna  patada me ha dolido nunca tanto  como  cuando  todo  se  tornó oscuro  y  no  tenía  salida, el deporte,  sí, eso  que  para  mucha gente  es  solo  un  pasatiempo  y algo  en  lo  que,  se dice,  nos refugiamos para  no  ser conscientes del  mundo  que nos  rodea,  en  mi caso,  SALVO  MI VIDA. 

¿Qué  es  el  deporte  para  mí?  Es VIDA 

¿Que le  debo  al  deporte?  ESTÁ HOY  ESCRIBIENDO  ESTO.   

Advertisements

One thought on “MI VIDA SIN MI

  1. Me alegro muchísimo de que tus metas se hayan cumplido. Estoy muy orgullosa de ti! Sigue así, txapelduna! 😉 Espero que muchas personas que están en tu misma situación lean este artículo y se atrevan a dar el paso y a ser ellas mismas.

    Atsegin dut

Utzi erantzun bat

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Aldatu )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Aldatu )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Aldatu )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Aldatu )

Connecting to %s